El dramaturgo Lope de Vega y sus peculiaridades más destacadas

Una de las épocas más aclamadas del teatro español fue el denominado siglo de oro, en el cual una gran variedad de dramaturgos y escritores esbozaron las mejores obras de teatro creadas en este país. El principal exponente de dicha época fue el reconocido Félix Lope de Vega el cual logro crear clásicos irremplazables del teatro que continúan poseyendo vigencia en la actualidad. Entre las estupendas obras de teatro que realizo durante su periodo artístico de mayor productividad podemos mencionar “El perro de hortelano”, “El caballero de Olmedo” y “La dama boba”.

Ahora bien, de la vida personal de Lope de Vega existen una enorme cantidad de curiosidades y peculiaridades. Los datos que describen la biografía de este dramaturgo informan que el mismo nació y se crio en una familia de bajos recursos económicos, sin embargo, su condición económica no lo privo de poseer desde temprana edad un entusiasmo loable por el mundo de las letras, lo que nos conlleva al primer dato interesante de Lope de Vega, puesto que se afirma que escribió su primera comedia a los doce años de edad.

A pesar de que muchos no crean esta afirmación, el señor Carlos de fontaneros de Pinto piensa que es muy probable que dicha curiosidad sea totalmente cierta y fidedigna, puesto que es bien sabido que este dramaturgo a los 5 años de edad ya estaba capacitado en la escritura y lectura del latín, por lo que aprender esta poderosa lengua pudo haber influenciado notablemente en la rapidez con la que logro debutar en la literatura. Otro de los importantes autores de las obras de teatro españolas fue Miguel de Cervantes, y aunque parezca inverisímil, Vega y Cervantes fueron rivales acérrimos.

Por otro lado, Lope de Vega no solo ejerció la labor de redactor y escritor de obras de teatro, ya que el mismo trabajo como secretario para los aristócratas y burgueses más famosos de la época y también durante algún periodo ejerció el rol de sacerdote. A pesar de que estuvo relacionado laboralmente con la institución eclesiástica, Lope de Vega se caracterizó por su pasión desenfrenada por las mujeres lo que lo convirtió en uno de los conquistadores más exitosos de su época, teniendo incluso relaciones como féminas casadas. Para muchos seguidores del teatro, como la recepcionista de Fontaneros , esta curiosidad es repudiable para un autor de su prestigio, teniendo en cuenta además de que el mismo fue sacerdote durante un periodo de su vida.

De la gran cantidad de amoríos y relaciones que tuvo durante su vida, Lope de Vega engendro dos hijos importantes y trascendentales en su vida, la primera Antonia Clara su hija menor que nació de la relación que tuvo con el amor de su vida Marta de Nevares. Antonia le causó un gran dolor en los últimos años de vida de este importante dramaturgo español ya que la misma decidió fugarse con su amante de la casa de sus padres y por ende no volvió a saber de ella. Finalmente, Carlos Felix fue otro de los hijos de Lope de Vega quien influyo en la vida del autor ya que este primogénito murió a los 6 años de edad producto de una patología crónica de la época.