Obras

El teatro de marionetas continua vigente

Es común relacionar el teatro con la actuación de un conjunto de personas que interpretan un guion previamente establecido en un ambiente y escenario predeterminado, sin embargo, dichos guiones escritos por dramaturgos de excelencia también pueden ser interpretados por un conjunto de objetos inanimados controlados actores reales. Esta última forma de teatro mencionada son las denominadas funciones de títeres y marionetas, las cuales a pesar de no ser tan frecuentemente realizadas como las obras de teatro tradicionales, continúan teniendo una gran vigencia dentro del escenario artístico global.

La utilización de títeres y marionetas es una forma de expresión tan antigua como el propio teatro, y desde sus inicios estos muñecos, figuras o personajes inanimados han tenido la función de expresar una serie de mensajes, sentimientos y sensaciones mediante los movimientos realizados por el encargado de manipular dicha figura, el cual ha sido denominado el titiritero. Uno de los primeros indicios del uso de marionetas para realizar teatro son los descubrimientos realizados en de la época del preclásico medio de Mesoamérica, específicamente en el país mexicano, donde se encontraron figuras muy parecidas a los títeres utilizados en la actualidad.

En la era moderna comenzaron a desarrollarse compañías y vendedores ambulantes los cuales se encargaban de la venta y distribución de títeres y marionetas, de esta manera se hizo más accesible a todas las personas esta forma de teatro y representación artística. Esta comercialización de las marionetas produjo de que durante la época de auge de este negocio se popularizara la tradición de regalar a los niños pequeñas marionetas y títeres, que si bien dicha acción tenía como objetivo el entretenimiento, este fue sin lugar a duda los primeros pasos para aquellos niños que al crecer se adentraron al mundo del teatro y se conviertieron en los máximos exponentes del teatro de títeres y marionetas.

Con el pasar de los años los títeres y marionetas utilizadas para la representación de obras de teatro fueron evolucionando y mejorando en lo que respecta a la movilidad y potencialidades de estas figuras, puesto de que a pesar de que en un principio eran fabricadas exclusivamente en madera, lo que limitaba en gran medida el movimiento de las mismas debido a la firmeza de este material, posteriormente comenzaron a ser fabricadas marionetas en plástico, pasta y demás materiales de mayor flexibilidad y movilidad. El señor Fabricio, gerente de Cerrajeros , recuerda haber asistido a una obra de teatro de marionetas de madera, y aunque quedo fascinado con el desarrollo y el segundo acto de la obra en cuestión, admite que se evidenciaba en las marionetas cierto grado de tosquedad debido al material de las mismas.

Si se compara la proporción entre el número de obras de teatro caracterizada por humanos y las obras representadas por marionetas, se evidencia que existe una amplia preferencia del público por los interpretes reales, sin embargo las obras de teatro de marionetas poseen un selecto grupo de fieles seguidores que mantienen en vigencia este tipo de obras de teatro, ya que por ejemplo, el grupo de profesionales experimentados de Electricistas se reúnen cada vez que se presenta una obra de teatro de marionetas en la ciudad, puesto que este equipo de trabajadores es fanático de este género teatral.