Obras

Frankenstein en el Teatro Arenal de Madrid

La novela empieza con el explorador Robert Walton que busca un nuevo pasaje de Rusia al Océano pacífico vía el Océano ártico. Después de unas semanas en el mar, el equipo de Walton encuentra a un hombre llamado Viktor Frankenstein, que flotaba en un hielo muy cercano a la muerte. Walton, en una serie de cartas a su hermana cuenta la trágica historia de Viktor. Este creció en Geneva, Viktor era un niño sumamente talentoso, con un aprendizaje muchísimo mayor a cualquiera de sus compañeros, se le hacía simple entender nuevos tópicos con los cuáles los demás se complicaban. Fue criado con Elizabeth, una huérfana que fue adoptada por la familia de Viktor. Él estaba enamorado de las ciencias y juró algún día el poder estudiar una disciplina científica. Viktor se prepara para irse y comenzar sus estudios en la universidad de Ingolstadt, donde su madre y Elizabeth empezaron a enfermarse mucho gracias a la fiebre escarlata. Carolina muere de la enfermedad mientras que Elizabeth pudo curarse y tener una buena salud.

En la universidad Viktor conoce a sus profesores Krempes y Waldman, en dos años, Viktor se vió envuelto en sus estudios y resaltaba entre los estudiantes, porque con su conocimiento lograba impresionarlos y hacerlos que lo admirasen. Estructura un plan para recrear y reanimar un cuerpo muerto, usando las habilidades de la química, la alquimia y la electricidad para que así su ambición pudiese llegar a la realidad.

Después de volver la criatura a la vida, Viktor se siente culpable de haberlo vuelto a la vida ya que no había pensado en alguna forma de poder tomar el cuidado del “Monstruo”. Frankestein huye y deja los miedos y el disgusto de su creación como también de su conciencia, el monstruo es libre y puede pasar por los caminos donde Viktor busca una taberna cerca de la universidad. Este clásico es presentado en el teatro Arenal de Madrid, una historia trágica pero sin embargo sigue siendo una clásica obra teatral y literaria.