Obras

¿Por qué contratar un catering para tus eventos?

Dale el toque perfecto al catering para tus eventos

Siempre que se organiza un determinado evento en un congreso, un teatro, ya sea una celebración entre amigos, una boda, una comunión un bautizo o algún evento relacionado con el mundo empresarial como un la presentación de un determinado producto o una campaña de marketing es habitual que asista mucha gente invitada. Es por ello que la comida y la bebida es algo que no puede faltar en este tipo de celebraciones.

Por eso lo que suele resultar muy bien es contratar un catering para dar de comer a todos los invitados durante el evento. Y aunque se podría recurrir a un restaurante, si encargas la comida a una empresa, contarás con muchas ventajas.

Para empezar, no tendrás que preocuparte del número de personas que finalmente asistan o no, ya que este tipo de comidas suele hacerse tipo picoteo para que todo el mundo pueda ir sirviéndose lo que más le guste. Además podrás hacerlo en la propia empresa o alquilar una sala en algún hotel y de esta forma tendréis más intimidad y podréis estar más cómodos.

Además, si contratas un catering no tendréis que depender de si la comida viene o no, ya que estará servida desde el mismo momento en que tu lo decidas. De esta forma además vuestros invitados estarán a gusto y no tendrán hambre por lo que querrán disfrutar del evento más tiempo y todo será un éxito.

Cabe destacar que la variedad de comida que tus invitados podrán escoger será mayor que si asisten a un restaurante y piden platos completos.

Tipos de catering para elegir

Cuando uno se dispone a elegir un catering, puede que no sepa bien porque decidirse. Y es que debes saber que existen multitud de tipos diferentes de trabajo para que puedas elegir el más apropiado para tu evento. Evidentemente no será lo mismo celebrar un evento al mediodía que por la tarde o por la noche, pues el tipo y la cantidad de comida se derivará de ello.

Por ejemplo, si la comida se sirve al mediodía, lo ideal sería encargar un surtido de canapés y embutidos de calidad para que tus invitados puedan degustar una gran variedad de platos. En el caso de que el evento sea celebrado por la tarde puedes servir café acompañado con pastas y cierta variedad de dulces que resulta mucho más adecuado para esta hora del día. Pero si el evento tendrá lugar por al noche, incluso puedes optar por servir unos cocktailes y una comida más ligera para evitar indigestiones entre tus invitados.